Juicio por la causa La masacre de Trelew

Otro procesado por Trelew

Jueves, 24 de abril de 2008

El capitán de navío retirado Jorge Enrique Bautista se convirtió ayer en el sexto oficial de la Armada procesado en la causa que investiga la Masacre de Trelew. El juez federal de Rawson, Hugo Sastre, lo imputó como cómplice secundario del fusilamiento ocurrido el 22 de agosto de 1972 en la Base Almirante Zar. Bautista fue el encargado, por orden del almirante Hermes Quijada, de instruir el sumario que respaldó la versión oficial del intento de fuga, el tiroteo y las muertes inevitables. Durante su indagatoria, el 7 de abril, el marino detalló los testimonios que tomó, pero dijo no recordar a qué conclusiones había arribado. Bautista, de 82 años y con problemas cardíacos, se descompensó ayer al conocer la orden del juez Sastre de trasladarlo al penal de Marcos Paz, por lo cual quedó alojado en el Hospital Naval.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-102676-2008-04-18.html

Detuvieron a Carlos Rey

Viernes, 18 de abril de 2008

Por orden del juez federal Hugo Sastre, que instruye la causa por la Masacre de Trelew, fue detenido ayer el ex brigadier general Carlos Alberto Rey, comandante en jefe de la Fuerza Aérea del presidente de facto Agustín Lanusse en 1972. Rey es el único sobreviviente de los jefes de las Fuerzas Armadas que el día anterior al fusilamiento en la Base Aeronaval Almirante Zar participó de la reunión de altos mandos en la Casa Rosada en la cual se habría resuelto la ejecución sumaria de los presos políticos, según consideró el juez en su orden de detención. Por el Parkinson que padece, el militar de 86 años quedó detenido en su casa. El juez ya procesó a cinco marinos retirados: el contraalmirante Horacio Mayorga, los capitanes Luis Sosa, Emilio del Real y Rubén Paccagnini y el cabo Carlos Marandino, el único preso en Rawson. Hace dos semanas Sastre visitó el penal de Marcos Paz para verificar las condiciones de detención. “Están bien atendidos, tienen médicos y enfermeros las 24 horas, y un consultorio odontológico que muchos envidiarían. Ojalá en Chubut tuviéramos un establecimiento como Marcos Paz”, resumió Mariano Miquelarena, secretario del juzgado que debe resolver los pedidos de arresto domiciliario. La semana próxima Sastre resolverá la situación procesal del ex capitán de navío Jorge Bautista, responsable del sumario con el cual la Armada respaldó la versión oficial sobre el intento de fuga.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-102055-2008-04-08.html

Declaró el marino que hizo la versión oficial de la Masacre de Trelew

Martes, 8 de abril de 2008

Un escriba con frágil memoria

Jorge Enrique Bautista, quien elaboró la versión del intento de fuga que habría justificado la Masacre de Trelew, declaró ayer y dijo no recordar con precisión sus conclusiones a pedido de la Armada. Se postergó el testimonio del general Betti.

Titubeante, Jorge Enrique Bautista reiteró ayer de manera “no tan enfática” la versión oficial sobre la Masacre de Trelew que sostiene que no se trató de un fusilamiento, sino de un intento de fuga. Incluso, a pesar de haber sido el responsable del sumario interno elaborado por la Armada en 1972 para respaldar la posición oficial, aseguró en su declaración indagatoria de casi seis horas ante el juez federal de Rawson, Hugo Sastre, no recordar nítidamente las conclusiones a las que llegó con su trabajo. Para ayer estaba prevista también la indagatoria al general Eduardo Ignacio Betti, jefe de la zona de emergencia dispuesta por el dictador Alejandro Lanusse después de la fuga del penal de Rawson. Pero no pudo ser, dado que el general retirado presentó un certificado médico que lo excusó de declarar. Eso fue lo que informaron fuentes judiciales, que viajaron especialmente a Buenos Aires para interrogar a cuatro imputados que, por cuestiones de salud, no pueden trasladarse.
Bautista está acusado de participación secundaria en el asesinato de los 16 guerrilleros aquel 22 de agosto de 1972 en la base Almirante Zar de Chubut. Es que su rol, a escasos días del episodio, fue recrear el hecho para las autoridades gubernamentales. Así fue que ayer aportó a la causa las fotografías que tomó, los testimonios que recolectó y una descripción minuciosa de la escena posterior a los sucesos. Sin embargo, nada dijo de las conclusiones a las que arribó en el sumario que un mes y medio después le entregó a su comandante en jefe.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-101067-2008-03-21.html

EL JUEZ DE LA MASACRE DE TRELEW VIAJA A BUENOS AIRES

Viernes, 21 de marzo de 2008

Preguntas para cuatro imputados

Por Diego Martínez

Mientras la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia recibió esta semana una copia completa de la investigación de la Masacre de Trelew para analizar las apelaciones de los cinco marinos procesados, el Juzgado Federal de Rawson se trasladará a Buenos Aires el 7 y 8 de marzo para indagar a otros cuatro imputados. El último en confirmar su voluntad de declarar es Eduardo Aguirre Obarrio, ministro de Defensa del dictador Alejandro Lanusse. Su abogado José María Orgeira se presentó el lunes ante el juez Hugo Sastre con certificados médicos para justificar su ausencia a la citación original.
La causa tiene cinco procesados con prisión preventiva. El contraalmirante Horacio Mayorga y los capitanes Luis Sosa, Emilio Del Real y Rubén Paccagnini están en el penal de Marcos Paz. El cabo primero Carlos Marandino, por razones de seguridad, está en una comisaría de Rawson. El único prófugo es el teniente Roberto Bravo, dueño de la firma RGB Group en Miami, que brinda servicios al Pentágono. El juzgado espera una respuesta de Interpol, que dispone de varias direcciones donde ubicarlo.
El lunes 7 el juez Sastre indagará en Buenos Aires al general Eduardo Betti, jefe de la zona de emergencia dispuesta por Lanusse después de la fuga del penal de Rawson, y al capitán de navío Jorge Enrique Bautista, responsable del sumario interno elaborado por la Armada para respaldar la versión oficial. El cabo Marandino admitió ante el juez que le ordenaron mentir ante Bautista para encubrir el fusilamiento.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-100546-2008-03-12.html

La embajada de Estados Unidos preguntó por Bravo

Miércoles, 12 de marzo de 2008

Problemas para el prófugo de Trelew

La embajada de Estados Unidos se comunicó con el juzgado federal de Rawson para interiorizarse sobre la situación procesal del marino Roberto Guillermo Bravo, sobre quien pesa un pedido de captura tramitado ante Interpol en la causa por la masacre de Trelew, ocurrida en 1972. La comunicación fue “informal y vía telefónica”. Se produjo el mismo día en que el juez federal Hugo Sastre procesó con prisión preventiva a otros cinco marinos retirados que ya estaban detenidos en la misma causa.
Este diario reveló que Bravo vivía en Miami, Estados Unidos. El represor está sindicado como uno de los oficiales que dispararon en el fusilamiento de 19 prisioneros políticos, 16 de los cuales murieron el 22 de agosto de 1972 en la base naval Almirante Zar.
La comunicación de la embajada norteamericana con el juzgado federal de Rawson fue en tono de “consulta” y se esperaba que fuera ratificada por escrito para formalizar el contacto. Los interlocutores de la representación diplomática precisaron que Bravo reside en Estados Unidos en carácter de “naturalizado”, estado que conlleva el compromiso de declarar bajo juramento su condición previa al ingreso al país, incluidos procesamientos o causas pendientes. “Si Bravo no reveló que estaba involucrado en esta causa con 16 muertos, está en problemas. Eso es lo que nos hicieron saber desde la embajada”, indicaron las fuentes del juzgado. “Este caso es similar al de Ernesto Barreiro, que fue deportado por el servicio de migración y aduanas de Estados Unidos y entregado por Interpol a las autoridades argentinas con la misma mecánica que agiliza mucho el proceso de extradición”, afirmaron las fuentes.
Luego que el diario El Nuevo Herald de Miami publicara la primicia de Página/12 de que Bravo es dueño del RGB Group de Florida, su abogado informó que el represor está dispuesto a declarar pero en los Estados Unidos. “Los hechos nunca ocurrieron, hubo una investigación militar y civil que exoneró a los militares y una amnistía que les dio inmunidad. El gobierno de izquierda quiere abrir el caso para cobrarles a sus enemigos”, dijo el letrado. Sin embargo, en el Pentágono afirmaron que “las acusaciones son graves” y las están “examinando con mucho interés”.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-100475-2008-03-11.html