Juicio por la causa La masacre de Trelew

Documental reclama investigar masacre, dice diario uruguayo

Montevideo, 21 de setiembre (Télam).

El documental “Trelew reclama a gritos que la Marina y el gobierno develen los secretos de la masacre“ de presos del 22 de agosto de 1972, sobre todo porque el actual almirante Jorge Godoy decidió romper con el pacto de silencio, afirmó hoy el diario uruguayo La República.


“De alguna manera, el excelente documental funciona como una suerte de gigantesca prueba acusatoria aportada por testigos presenciales y víctimas de los hechos“, escribe el rotativo, en una nota de su corresponsal en Buenos Aires.
Sobre todo, acotó, “en tiempos de hundimiento de la impunidad, como exhiben la derogación de normas que la amparaban, los juicios reiniciados contra los represores y las medidas para convertir a la Escuela Mecánica de la Armada (ESMA) en Museo de la Memoria“.
La Armada negó siempre toda responsabilidad en la masacre y el documental de Mariana Arruti replantea a su jefe, el almirante Godoy, que se aclare la verdad sobre el asesinato de 16 de los 19 presos políticos en la base aeronaval Almirante Zar, tras una fuga de prisioneros.
El film califica al fusilamiento como un “laboratorio monstruoso de los crímenes cometidos más tarde por la última dictadura militar“.

Leer más...

Se cumplen 37 años de la Masacre de Trelew

Sábado, 22 de agosto de 2009

Cerca del juicio

Por Diego Martínez

Con la causa elevada a juicio oral y público, cinco de los seis marinos acusados en prisión domiciliaria y el principal fusilador quién sabe dónde, se cumplen hoy 37 años de la Masacre de Trelew, el asesinato de 16 presos políticos en la base Almirante Zar, el 22 de agosto de 1972. Los actos centrales, organizados por la Subsecretaría de Derechos Humanos de Chubut, se desarrollarán en el viejo aeropuerto de Trelew, hoy Centro Cultural por la Memoria, donde los militantes se entregaron luego de fugarse del penal de Rawson y perder el avión que pudo salvarles la vida.
Todo indica que será el último aniversario sin condenas. A fines de abril, el juez federal Hugo Sastre elevó la causa con seis imputados. Los capitanes de fragata Luis Emilio Sosa y Emilio Jorge del Real, y el cabo Carlos Amadeo Marandino rendirán cuentas como autores de 16 homicidios agravados por alevosía y premeditación más tres en grado de tentativa, por los sobrevivientes María Antonia Berger, Alberto Camps y René Haidar. Como cómplices necesarios serán juzgados el contraalmirante Horacio Mayorga, enviado por el gobierno de facto tras la fuga, y el entonces jefe de la base, capitán de navío Rubén Norberto Paccagnini. El responsable del sumario interno que respaldó la versión oficial del intento de fuga, capitán de navío Jorge Enrique Bautista, será juzgado por encubrimiento.
De los tiempos del tribunal pero sobre todo de la voluntad política de los Estados Unidos depende que el juicio incluya también al teniente de navío Roberto Guillermo Bravo, jefe de turno la madrugada de la masacre e identificado por los tres sobrevivientes como uno de los verdugos que recorrió los calabozos para darles los tiros de gracia. El juez Sastre ordenó su detención el 9 de febrero de 2008. Diez días después Página/12 reveló que Bravo vivía en Florida y era dueño de RGB Group Inc, firma que lleva sus iniciales, factura millones de dólares y provee de servicios médicos y paramédicos a fuerzas militares y de seguridad norteamericanas. El marino devenido empresario jugó a las escondidas con Página/12 y también con El Nuevo Herald, que lo buscó en sus oficinas de Miami.

http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-124725-2009-05-11.html

Tribunales de Comodoro Rivadavia

Lunes, 11 de mayo de 2009

La causa por la "Masacre de Trelew" fue elevada a juicio

Las actuaciones de la causa conocida como "la Masacre de Trelew", por la cual 16 militantes fueron asesinados en 1972 en la base aeronaval Almirante Zar, ingresaron formalmente a los tribunales de Comodoro Rivadavia tras su elevación a juicio por el juez federal Hugo Sastre.

La causa está caratulada como "Sosa, Luis Emilio; Bravo, Roberto Guillermo y otros de privación ilegítima de la libertad, torturas y homicidio agravado".
Las actuaciones están contenidas en 29 cuerpos de 200 fojas cada uno, embalados en 10 cajas con documental, fotos, prueba fílmica y libros donde se detalla cómo fueron acribillados a balazos 19 militantes políticos de izquierda el 22 de agosto de 1972, 16 de los cuales murieron en el acto y los restantes resultaron gravemente heridos.
Según relata la elevación a juicio, la "Masacre de Trelew" ocurrió "en la madrugada del 22 de agosto de 1972, siendo aproximadamente entre las 2.30 y 3.30 cuando Sosa, en compañía del teniente Bravo (hoy prófugo), capitán Emilio Del Real y el capitán Herrera (fallecido) se presentaron en el lugar de detención de la base aeronaval almirante Zar".
"Encontrándose como guardia el cabo Marandino, se les ordenó a los detenidos que doblaran sus mantas y sacaran los colchones para que los dejaran en el extremo del pasillo por donde se ingresaba a dicho sector, luego de lo cual se los hizo formar en fila en el pasillo", describe.
Las víctimas "estaban orientadas hacia el ingreso del mismo algunos y otros hacia las celdas de enfrente y disponiendo que miraran hacia el suelo tras lo cual junto con los otros oficiales y suboficiales abrieron fuego contra los detenidos", indica el texto que Sastre dirigió a la cámara.
Los fusilamientos fueron justificados en aquel momento con una versión oficial de "intento de fuga". Como consecuencia de los disparos fallecieron Rubén Pedro Bonet, Jorge Alejandro Ulla, Humberto Segundo Suárez, José Ricardo Mena, Humberto Adrián Toschi, Miguel Angel Polti, Mario Emilio Delfino, Alberto Carlos Del Rey, Eduardo Campello, Clarisa Rosa Lea Place, Ana María Villarreal de Santucho, Carlos Heriberto Astudillo, Alfredo Elías Kohon, María Angélica Sabelli, Mariano Pujadas y Susana Lesgart.
La nota aclara que en los casos Antonia Berger, Alberto Miguel Camps y Ricardo René Haidar no murieron, ya que "fueron heridos gravemente y actualmente están desaparecidos en hechos posteriores al relatado".
La elevación dice además que "este cuadro fáctico ha sido calificado jurídicamente como Homicidio doblemente agravado por alevosía y por ser ejecutado con el concurso premeditado de dos o mas personas (16 hechos) y homicidio doblemente agravado por alevosía en el grado de tentativa (3 hechos) todos en concurso real".
En el lugar del fusilamiento, la instrucción determinó la participación de seis cuadros de la Armada: Luis Emilio Sosa, teniente Roberto Bravo, Capitán Emilio Del Real, Capitán Herrera (fallecido), Carlos Amadeo Marandino y el cabo Marchand (fallecido).

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-105601-2008-06-07.html

Se encontraron imágenes inéditas sobre los presos fusilados en Trelew

Sábado, 7 de junio de 2008

Las fotos que la Armada oculta

Un denunciante anónimo envió a la fiscalía de Rawson documentos del sumario oficial que hizo la Marina en 1972 para encubrir la masacre. Son las primeras imágenes de los cuerpos después del fusilamiento. Se incorporaron como pruebas a la causa.

Por Diego Martínez

La Armada Argentina no se rinde. Pese a su desastrosa performance en tribunales, donde ostenta el record de procesados por delitos de lesa humanidad en el pasado y espionaje ilegal en el presente, la fuerza que comanda el almirante Jorge Godoy se empeña en destruir pruebas para ocultar sus trabajos sucios. El mes pasado un alto jefe de inteligencia naval ordenó destruir documentación sensible. Pero algo falló. Una vez más alguien no quiso ser cómplice y dos hojas sueltas llegaron a la Justicia. Se trata de documentos de enorme valor histórico: las fotos de los cadáveres de las víctimas de la Masacre de Trelew. El sello de la Armada en sus extremos demuestra que no fueron extraídas del archivo de un fotógrafo aficionado sino del sumario instruido para reforzar el cuento oficial del intento de fuga, el tiroteo y las muertes inevitables, el mismo sumario que los marinos se niegan a entregarle al juez federal de Rawson y que ratifica que los archivos de inteligencia que las Fuerzas Armadas niegan ante la Justicia gozan de buena salud.
La denuncia anónima llegó el mes pasado por vía postal al despacho de Fernando Gelvez, el fiscal de la causa. Incluye unas pocas líneas, dos fotos de mala calidad con los nombres de siete víctimas, un sello con la leyenda “Armada Argentina. Juzgado de Instrucción ad-hoc”, el ancla en el centro y el número de folio. “Todo sugiere que son parte del sumario militar, el sello lo dice –señaló el secretario del juzgado, Mariano Miquelarena–. La pregunta es dónde está el resto del sumario y, si lo destruyeron, cuándo lo hicieron y quién dio la orden”, agregó. Gelvez coincidió en que pertenecen a la instrucción oficial.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-103921-2008-05-10.html

La Cámara Federal confirmó el delito de lesa humanidad

Sábado, 10 de mayo de 2008

La Masacre de Trelew, imprescriptible

La Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia ratificó el criterio del juez federal de Rawson, Hugo Sastre, al considerar que la Masacre de Trelew, como se conoce al fusilamiento de 16 presos políticos en la Base Almirante Zar en 1972, es un delito de lesa humanidad y por lo tanto es imprescriptible. En la causa hay seis marinos retirados procesados y un prófugo con pedido de captura desde principios de febrero: el teniente de navío Roberto Guillermo Bravo, sindicado como autor material de la masacre y dueño en Miami de la firma RGB Group, contratista del Pentágono y de distintas fuerzas de seguridad de los Estados Unidos. En el juzgado de Rawson calcularon que la traducción de todos los documentos probatorios en su contra solicitada por Interpol como requisito previo a la detención demorará no menos de dos meses.
El 22 de febrero pasado, tras las detenciones de los capitanes de navío Rubén Paccagnini y de fragata Emilio del Real, sus abogados Fabián Gabalachis y Gustavo Latorre plantearon que la causa por la masacre de 1972 había prescripto por “falta de acción” a los quince años de los hechos. Un incidente similar presentó la defensora oficial Mirta Seniow de Gando, que asiste al capitán de fragata Luis Emilio Sosa. El juez Sastre rechazó los planteos por considerar que se trataba de delitos imprescriptibles y el 10 de marzo procesó a cinco marinos. Ayer la Cámara Federal, que aún no se pronunció sobre las apelaciones a los procesamientos, confirmó ese criterio.
Además de Paccagnini, Del Real y Sosa, los procesados son el contraalmirante Horacio Mayorga (los cuatro en el penal de Marcos Paz), el cabo Carlos Amadeo Marandino (en una comisaría de Rawson) y el capitán de navío Jorge Enrique Bautista (en el Hospital Naval). El brigadier general Carlos Alberto Rey y el general Eduardo Ignacio Betti gozan de prisión domiciliaria. El juzgado espera una serie de informes forenses que determinarán si están o no en condiciones de ser indagados.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-103001-2008-04-24.html